Canales

Canal: Aprender

Aprender

África: Un ejemplo de Superación

África Garrido es poetisa desde que hace ocho años, cuando animada por
la profesora de su hija, aprendió a leer y escribir. Todo un ejemplo de
voluntad

África tiene 67 años, pero unas ganas de aprender que ya las quisiera para
sí un joven de veinte.

Apenas hace ocho años que sabe a leer y a escribir, y ahora es toda una
poetisa.








Todo empezó cuando la profesora de inglés de su hija le convenció para
sacarse el Graduado Escolar. Un día en clase de lengua, le mandaron
escribir una redacción sobre la liberación de la mujer. Pensando en su
abuela, y en lo que había sufrido por tener un marido machista redactó lo
siguiente:


Abuela,
cuánto me acuerdo de tí
cuando yo era pequeña
cómo te ví sufrir.


Él venía y te mandaba:
"trae la comida, mujer,
porque quiero echarme la siesta
para irme otra vez".


Tú nunca le contestabas,
por eso te digo
¿por qué tuviste que pasar tanto
sin merecerlo él?


Sí, él era tu marido,
y mi abuelo también
pero nunca ví que te llevara
de paseo con él.
Tú con la cara lavada
y sin ir a la peluquería
parecías una rosa
lo mismo de noche que de día.


Con tantos hijos como tuviste,
ahora con la liberación
de la mujer,
me gustaría que vivieras
y le dijeses a él:
"Fernando, ayúdame
a hacer la cama
que también es tu deber".


¡La sorpresa que se iba a llevar!,
porque se creía un marqués,
porque tenía cultura
y tú no sabías leer.


"Por eso yo, abuela
quiero aprender
y tú desde el cielo, lo ves
para decirle orgullosa:
"ya ves como mi pequeña
aprende muy bien
y yo, a través de ella, también";
porque me están enseñando
lo que es la "v" y la "b",
la "s" y también la "d".


Y quiero, abuela,
compararte con él, en cultura
nada más,
porque en lo demás,
él tú bondad y tu corazón
nunca lo podrá tener.

- Pero, África, si has escrito una poesía-, le dijo su profesora.

Desde entonces no ha parado. A una vecina, a los serenos, a los
balnearios. Cualquier ocasión es buena para componer y cualquier
momento oportuno para recitar. Y es que África se sabe de memoria todas y
cada una de sus poesías.

¿No es envidiable la vitalidad de esta mujer?

Pues eso no es todo. Porque ahora también navega por Internet. Y le gusta,
porque puede viajar en un minuto hasta Jerez de los Caballeros, su pueblo
natal.

Sin duda una persona de quien todos tenemos mucho que aprender.

Otras poesías de África

A una vecina
Balnearios
Homenaje a Los Serenos



 Volver

Noticias

Links de interés

Cosas del Hogar
Bricolaje

losmayores.com