Canales

Canal: Aprender

Aprender>>El Hogar

Punto de Cruz

Herencia artesanal

El punto de cruz empezó utilizándose en la prehistoria para unir las pieles
que servían de abrigo y refugio. Posteriormente se usó cómo
entretenimiento de las mujeres esperando el regreso de su hombre.

Más tarde llegó a ser incluido en la educación de las jóvenes, y hoy en día
se ha convertido en un hobbie para muchas personas que llenan sus casas
de verdaderas obras de arte realizadas a partir de esta sencilla labor.

Si quieres conocer un poquito este punto, aquí resumimos lo más
importantes:

Qué necesito

El punto de cruz es sencillo y de fácil
aprendizaje, no necesita demasiados
materiales, aunque antes de su
realización, debemos dedicar un tiempo
a la preparación de su trabajo.

El patrón: Lo primero que deberemos elegir es el patrón. Consiste en el
diseño que deseamos realizar en punto de cruz. Existen multitud de temas,
que se pueden encontrar en revistas y tiendas especializadas, y
actualmente, también lo puedes encontrar en la red.

La tela: En cuanto a la tela, se pueden utilizar diferentes tipos. Los más
usados son de algodón, y el más conocido es el llamado Panamá o Aida,
muy recomendado para principiantes.
También se utiliza el lino, sobre todo para la ropa de hogar, ya que aunque
su coste es algo elevado, los resultados son óptimos.

Los hilos suelen estar hechos de hebras de algodón. Antes de utilizar el hilo
se debe separar en hebras individuales. Normalmente se utilizarán dos hilos
por color, aunque en cada labor se suele indicar el nº de hebras necesario.
Los hay en multitud de colores.

Las tijeras deben ser pequeñas y de punta afilada, para facilitar el trabajo si
hubiera que deshacer un error.

La aguja tiene que tener la punta redondeada, ya que traspasa las fibras de
la tela sin dividirlas.




                                                       
 Volver   

Noticias

Links de interés

Cosas del Hogar
Bricolaje

losmayores.com