l culturaliteraturabenedetti

Canales

Canal: Cultura


Cultura>>Literatura

Ochenta años de Mario Benedetti

El más popular de los autores latinoamericanos contemporáneos recibe un
especial homenaje desde estas páginas en el año en el que se convierte en
octogenario











La cara de Mario Benedetti está llena de arrugas, una por cada uno de los
libros que ha escrito.

Benedetti es autor de novelas, cuentos, poesía, teatro, ensayos, crítica
literaria, crónicas humorísticas, guiones cinematográficos y letras de
canciones.

 

                                           Sus novelas y cuentos han sido adaptados a la     
                                            radio, la televisión y el cine. La más popular de     
                                            todas es La Tregua, cuya versión                          
                                            cinematográfica fue nominada al Oscar a la           
                                            mejor película extranjera.



Montevideano de clase media
El Desexilio
Poesía: su género más seguro
Premios y Títulos

Montevideano de clase media

Mario Benedetti nació en Paso de los Toros, Uruguay, pero su familia se
trasladó a Montevideo cuando tenía cuatro años. No es de extrañar entonces
que sus personajes sean siempre montevideanos de clase media. "La clase
media es a la que yo pertenezco y conozco bien sus virtudes y sus defectos.
Entonces escribo con mucha más propiedad."

Educado en un colegio alemán, se ha ganado la vida como taquígrafo,
cajero, vendedor, contable, funcionario público, periodista y traductor.

Empezó a escribir desde su infancia en alemán y a los once años realizó su
primera obra El Trono y la Vida, una novela de capa y espada, que trata de
imitar a Alejandro Dumas. "Siempre supe que quería ser escritor. También me
hubiera gustado ser campeón de ping-pong, pero la literatura me arrastró por
otro lado".

El Desexilio

Benedetti ha acuñado el término "desexilio" para definir los doce años que
pasó fuera de Uruguay tras el golpe militar de 1973. "Creo que la dictadura
dejó uno de los peores legados, además de las torturas y las muertes: la
mezquindaz. La gente ha perdido el sentido de la solidaridad".

Una de sus obras Andamios, reeditada 13 veces, trata de los encuentros y
desencuentros de un exiliado que vuelve a su país. "Uruguay ha entrado en
una etapa de construcción democrática, pero sin terminar, por lo tanto
precisa de andamios. Ésta es la metáfora del título".

Mario Benedetti estuvo exiliado en Argentina, Perú, Cuba y España. En todos
ellos encontró amigos que le ayudaron. Entre sus predilectos, cantantes y
músicos como Alberto Favero o Joan Manuel Serrat. Con amigos de este tipo,
Benedetti es uno de los escritores más cantados. Muchos intérpretes que
han puesto música a sus poemas.

Poesía: su género más seguro

Muchos consideran que la obra de Benedetti ha devuelto a los jóvenes su
interés por la poesía. Su capacidad de comunicar, la sencillez o lo humano de
sus personajes hacen de su obra una de las
más populares entre la juventud. Y además es
el género en el que Benedetti se siente más
seguro.

Es autor de una docena de obras en verso en
las que se respira sobre todo el dolor existencial
del exiliado, el dubitativo regreso a casa y la
angustia y la esperanza social y política de un
continente oprimido por la dictadura.

Desde Poemas de la Oficina (1956) hasta La Casa y el Ladrillo (1977),
Vientos del Exilio (1982), Geografías (1984) o Las soledades de Babel,
(1991) Benedetti ha explorado el inconsciente latinoamericano y lo ha
enseñado al mundo a través de sus poemas. Pero sin olvidarse del amor,
según demostró en la selección El Amor, las Mujeres y la Vida.

Su obra poética completa ha sido recogida en Inventario Uno(1950-1985) e
Inventario Dos (1986-1991).

Premios y Títulos

En mayo de 1999, Mario Benedetti recibió el VIII Premio de Poesía
Iberoamericana Reina Sofía. Dos años antes, la Universidad de Alicante le
nombraba Doctor Honoris Causa. Se convertía así en la primera universidad
que distinguía al escritor uruguayo con su más destacado título académico.
Otras universidades como la de Valladolid, La Habana o Milán siguieron
después su ejemplo.

A sus ochenta años, Mario Benedetti no se acostumbra a la celebridad. No le
gustan las entrevistas ni los homenajes y se ha negado a celebrar su 80
cumpleaños porque no quiere ser clasificado de "viejito octogenario".




Paula Bianchi González







                                                     
  Volver

Noticias

Links de interés

losmayores.com