Canales

Canal: Cultura


Cultura>>Literatura

Partidarios de la Felicidad

Al final de los años 50, un grupo de poetas catalanes de expresión
castellana, entre los que se encontraban Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma,
Josep María Castellet y José Agustín Goytisolo, iniciaron en común una
aventura literaria que con el tiempo se denominaría la Escuela de Barcelona.

La escritora Carme Riera les dedicó su libro: "Los Partidarios de la Felicidad",
una antología poética comentada del grupo. Una obra que, organizada por
bloques temáticos, muestra, según la propia autora, "los puntos de unión y
separación entre los componentes del grupo, pero también la forma como
surgen los textos".

La peculiaridad de la antología de Riera es que también incluye dentro de la
Generación de los 50 a poetas como Jorge Folch, Alfonso Costafreda, Jaime
Ferrán, Enrique Badosa y Lorenzo Gomis, desplazados a un segundo plano
por sus ideas políticas.

La Escuela de Barcelona

La llamada "Escuela de Barcelona" se organizó con el objetivo de romper con
los corsés de la dictadura franquista y darse a conocer en Madrid, ya que, tal
y como ellos mismos describieron, Barcelona en aquellos años estaba
"enferma de abandono".

Su presencia en la capital comenzó en 1959 con su participación en un acto
conmemorativo por la muerte de Antonio Machado. Después habría una
presentación conjunta en el Ateneo. Pero sin duda fue la antología de
Castellet, "Veinte años de poesía española", la que supuso su lanzamiento
definitivo.

La Generación del 50 se caracterizó por su furor de vivir y su furor de beber.
Así describía el poeta Antonio González a sus contemporáneos.

Goytisolo y sus poemas

Quizá el poeta más popular de la "Generación de los 50" fue José Agustín
Goytisolo, y quizá su poema "Palabras para Julia" el más conocido,
popularizado por el cantautor Paco Ibañez.

Desde aquí te proponemos que conozcas otro de sus poemas, un canto a la
libertad.

Más que una palabra

La libertad es más que una palabra
la libertad es una chica alegre
la libertad es un parabellum o una flor
la libertad es tomarse el café donde uno quiere
la libertad es una perdiz herida
la libertad es negarse a morir en una cama de hospital
la libertad es real igual que un sueño
la libertad aparece y ya no está
la libertad hay que inventarla siempre
la libertad puede ser del esclavo y fallarle al señor
la libertad es gritar frente a la boca gris de los fusiles
la libertad es amar a quien te ama
la libertad es comer y repartir el pan
la libertad es no ocupar asiento en el festín de la ignominia
la libertad a veces es una simple línea fronteriza
la libertad es la vida o es la muerte
la libertad es la ira
la libertad se bebe y se respira
la libertad es cantar en tiempo de silencio
la libertad si quieres será tuya
pero
sólo por un momento
porque cuando la tengas
se escapará riendo entre tus manos
y tendrás que buscarla y perseguirla
por las calles ciudades praderas y desiertos
de todo el vasto mundo
porque se deja amar únicamente por amor por ganas
porque ella
es más hermosa que una pluma al viento.




                                                     
  Volver

Noticias

Links de interés

losmayores.com