Canales

Canal: Salud

Salud>>Ejercicio



Sumérgete en la piscina

La natación es apta para todas las edades. No existe, de hecho, ninguna
contradicción especial para practicarla.

Las actividades acuáticas son uno de los ejercicios más completos.
Ofrecen muchos beneficios para las personas mayores, ya que ayudan a
mantener un estado saludable y una forma física adecuada. Benefician a
las vías respiratorias, ayudan a perder peso, reducen el estrés,
favorecen la agilidad y el correcto desarrollo de los músculos. Además,
puede resultar muy conveniente para corregir desviaciones, hernias
discales, lumbalgia o pinzamientos.

Algunos médicos, incluso, recomiendan la natación para combatir
problemas de salud como la artritis, la osteoporosis o el reuma.

Cómo empezar

Aunque los expertos consideran que para empezar es mejor acudir a
clases, la natación es un deporte en el que cada uno puede marcarse su
propio ritmo.

Antes de sumergirse en la piscina, es necesario realizar algunos
ejercicios de calentamiento, tales como movimientos circulares de brazos
y cuello. También es bueno introducirse gradualmente, adaptando el
cuerpo a la temperatura del agua.

Al principio, es mejor nadar unos 20 minutos una vez por semana, y poco
a poco ir aumentando la intensidad del ejercicio.

Pese a lo que pueda parecer, nadar no es monótono, tiene tal variedad
de estilos que podrás elegir el que más te conviene según la zona
concreta que quieras potenciar.

Pregunta en tu ayuntamiento si ofrece cursos de natación para mayores.
¿A qué esperas para disfrutar del agua y el deporte?




                           
                                                   Volver

Noticias

Links de interés

losmayores.com