Canales

Canal: Salud

Salud


Medicina del Antienvejecimiento

¿Cómo llegar a viejo sin sentirse anciano?
Una cuestión que los científicos se plantean cada vez más
debido al constante aumento de la longevidad


Las teorías de diversos estudiosos del envejecimiento de la población
mundial colocan la media de edad del próximo siglo entre los 85 y los
120 años. Incluso algunos se aventuran mucho más allá y confían en
superar ese límite gracias a la Biología Celular y a la Genética.

Tras comprobar que con el avance de la edad
se pierden los líquidos orgánicos que facilitan
el correcto funcionamiento del organismo, la
solución que ofrecen diversos científicos parece
ser administrar o reforzar estas sustancias por
la vía artificial.


Tres caminos de experimentación

En la actualidad en Estados Unidos se venden tres tipos diferentes de
pastillas sin necesidad de receta, ya que se consideran un complemento
alimentario, vitaminas, que pretenden frenar los efectos de la edad.

- La hormona del crecimiento: (GH) juega un papel fundamental en el
desarrollo temprano de los adolescentes, mantiene la masa muscular y
disminuye el tejido adiposo.

La pérdida paulatina del GH produce en parte el proceso de
envejecimiento que todos conocemos, falta de memoria, musculatura,
primeras arrugas, flacidez, celulitis... Por esto parece ser que su
administración controlada podría estabilizar la masa magra del cuerpo
humano.










Sin embargo hay que ser precavidos ya que aun no se ha comprobado
el efecto que esta hormona podría tener en células malignas o
cancerígenas.

- La Melatonina: es la principal hormona de la glándula pineal. Conocida
como cronómetro corporal, esta hormona ha sido utilizada en varias
pruebas clínicas donde se ha comprobado los efectos tranquilizantes
que tiene sobre el sistema nervioso central.

Los doctores Walter Pierpaoli y William Regelson sostienen haber
descubierto sus propiedades antienvejecimiento. Su propuesta consiste
en administrar la dosis suficiente de Melatonina para mantener las
cantidades de esta hormona al nivel de los veinte años. Como a partir
de los 45 años es cuando se comienza a perder la Melatonina, esto
implica aumentar la dosis según se van cumpliendo años.

Estas aseveraciones todavía no están demostradas, y a menudo son
recibidas con escepticismo por otros profesionales.

- La Dehidroepiandrosterona: (DHEA)
Esta es una hormona extraída de las
glándulas suprarrenales, muy
abundante en las personas de 25
años. Su estudio como
anticancerígeno parece haber
demostrado que es muy útil a la
hora de combatir la memoria, la obesidad, la pérdida de visión y la libido.

Esta molécula fue descubierta y promovida por el francés Etienne-Emile
Baulieu, ganador del premio Lasker, y tanto las pruebas realizadas
sobre animales, como con personas, levantan expectativas optimistas.

La principal pega hallada a esta vía es la que afecta a todos los
tratamientos hormonales, abusar de ellos conlleva el riesgo de que
aparezcan rasgos del feminización en el hombre y de masculinización en
la mujer que lo usa.

De todas maneras ninguno de estos métodos es la panacea y hay que
ser precavidos a la hora de aplicarlos en cada individuo particular.







                                                  
 Volver

Noticias

Links de interés

losmayores.com