Canales

Canal: Sociedad

Sociedad>>Acción Social

 
 
Las Mascotas con los Mayores

El Programa Social de Animales de Compañía es un centro de
adiestramiento de mascotas que tiene como objetivo ayudar a combatir la
soledad y la incomunicación del Mayor

Existen personas mayores que por vivir solas e independientes, corren el
peligro de perder el contacto con la sociedad. Una manera de atajar este
problema consiste en compartir su vida con una pequeña mascota que
estimule su afecto y actividad.

Para facilitar esta relación nació el Programa Social de Animales de
Compañía para Personas Mayores, un proyecto respaldado por la
Asociación Edad Dorada-Mensajeros de la Paz.

Los Fundamentos
Selección y Adiestramiento
Visitas a Residencias
Pequeños Problemas
Los Fundamentos







A medida que pasa el tiempo las personas mayores que viven solas pierden
contacto con su entorno, no tienen ganas de salir, sólo van a la compra una
vez por semana.

"El Objetivo principal de este proyecto es combatir la soledad y la
incomunicación de las personas mayores que viven solas", comienza a
explicar Ana Julia Fuentes García, directora del centro.

Un perro les da compañía y les obliga a salir a la calle al menos media hora,
tres veces al día.
"Hablamos de una hora y media de paseo diaria", asegura Julia.








Mediante el perro se reestablece la relación con el barrio, ya que en estos
paseos se encuentra siempre a vecinos que también sacan a sus perros.
Con el tiempo se forman nuevas relaciones.

Ahora, la persona mayor sale más, se encuentra mejor, emocionalmente
tiene un subidón de autoestima, y se preocupa tanto de la higiene personal
como de la de su casa.

Aunque el perro es la mascota básica del proyecto, el objetivo es combatir
la soledad, cuidar de alguien que no sea uno mismo, dar y recibir afecto,
algo para lo que los gatos también sirven.

Selección y Adiestramiento

Si un mayor quiere conseguir una mascota, ha de ponerse en contato con
el centro.

El requisito indispensable es que se debe vivir completamente solo. Tras
una entrevista, y después de comprobar cómo es su casa, se decidirá que
tipo de perro se requiere.

La mayoría de los perros han sido abandonados por sus dueños, recogidos
por la Sociedad Protectora de Animales y seleccionados por el adiestrador
Marino Martínez Sánchez.

A la hora del adiestramiento, los perros tienen que ser tranquilos, y hay que
acostumbrarlos a una rutina. Es fundamental que aprendan a adaptar su
paso al del dueño y a no cruzarse, para así evitar tropezones y caídas.

Por fin llega el momento en que la persona mayor se hace cargo totalmente
del animal, de alimentarlo, pasearlo y llevarlo al veterinario.

La Asociación le busca los recursos necesarios, veterinario, alimentación...
en su propio barrio, y realiza un seguimiento durante los primeros días que
irá espaciándose con el tiempo.

Todavía no se conoce un caso de maltrato o de rechazo.

Visitas a Residencias

El centro lleva a sus perros de visita terapeútica a residencias dos o tres
veces por semana.

Allí, losmayores salen al jardín con los perros, les acarician y juegan con
ellos. Algunos incluso les tiran del rabo o de las orejas. "Casi como si fueran
niños", afirma Mª Carmen Castro Martín, sicóloga especializada en terapia
asistida por animales.

Pequeños Problemas

Carecen de ayudas oficiales, y se encuentran ante el escepticismo de los
diferentes organismos. Hay que insistir mucho para que se tomen en serio
el programa.

Siempre surge el temor de que un perro pueda morder a una persona, de
las condiciones higiénicas de los animales, o simplemente de que lo dejen
todo lleno de pelos.

También plantean la Lucha por la Asimilación Legal del Perro de Asistencia
en igualdad a la del Perro Guía. "Estos animales sirven de guía y
compañero indispensable a personas mayores y discapacitados, sin
embargo todavía se les prohíbe la entrada en determinados sitios públicos."
dice Carmen

Por último, uno se asombra al ver a dos imponentes y corpulentos
Rottweiller, los tan cacareados perros asesinos, y más todavía al descubrir
que uno de ellos está destinado a hacer compañía a un niño discapacitado
de cinco años.

Julia y Carmen explican que estos dos ejemplares son muy tranquilos y
cariñosos, y que da gusto ver como se relacionan con los niños.

¿Será porque con los animales, como con las personas, es el carácter y la
educación lo que cuenta, y no la raza a la que pertenecen?

Centro de Adiestramiento de
Animales de Compañía
Ctra. Madrid-Boadilla del Monte (M-511)
Km. 7,200 (Dentro del Restaurante "La Cañada")
28660 Boadilla del Monte (Madrid)
Teléfono: 916 323 992





                                                              
 Volver



                       

Noticias

Links de interés

losmayores.com